Al ojo del amo: Miedo al error

El miedo paraliza, impide probar y vivir.
¿Cuando sentimos miedo al error?. Hay quienes afirman que viene de experiencias de nuestra niñez, cuando alguien muy cercano como nuestros padres nos hacia comentarios tales como; “no te vayas a equivocar”, “como se te ocurre”, “que torpe eres”, “inútil, te dije que no podrías”, “No lo hagas, es peligroso”, etc. y crecemos con esas frases castrantes. Otros podríamos pensar que el miedo al error esta relacionado con no saber, no conocer, gastar demasiado, miedo a perder o proviene de alguna experiencia negativa o simplemente cuando a otros no les gusta y ese hecho nos importa. 
Equivocar viene del latín aequale que significa igual y voco que es llamar. Entendemos entonces que equivocar significa llamar de la misma forma a una cosa diferente. Esto nos puede abrir una posibilidad para pensar que equivocarse no necesariamente puede estar asociado a algo malo o a un error si no a una forma diferente de ver las cosas. 
El miedo limita tu creatividad, tu iniciativa y tu capacidad de inventar.

el mayor error que una persona puede cometer es tener miedo de cometer un error
A la fecha no conozco a nadie que pueda estar 100% seguro del resultado sobre un proyecto o una decisión tomada. Es evidente que al planear contemplas un resultado pero la realidad es que la vida no es así. La vida es siempre prueba y error. No deberíamos satanizar el deseo de intentar algo diferente y deberíamos estar mas abiertos a cambiar en el camino, ha replantear para acercarnos más a lo deseado. No es tan terrible equivocarse tal y como nos lo han vendido. Lo terrible es equivocarse y en primer lugar, no reconocerlo y en segundo lugar, no generar propuestas. Terrible también es no hacer nada, quedarse quieto con el único propósito de no equivocarse aunque también es cierto que no hacer nada a veces, es hacer. Todos aprendemos así, haciendo y errando. Claro esta que existen errores que no debieran cometerse, sobre todo aquellos que impliquen responsabilidad hacia la vida o integridad propia o de otras personas. Lo perfecto es aburrido, no existe. Es a veces, necio. Enfrentar el riesgo al error para concretar nuestros objetivos, planes o deseos mas genuinos le da sentido y propósito a tu vida o a tu empresa.
Desde otra perspectiva, el error nos permite evolucionar y madurar, siempre y cuando lo hagas consciente y te hagas responsable del evento.  Incluso de los costos incurridos. La acumulación de errores es casi siempre el paso necesario para aproximarse a tu logro. Así, que permitirnos el error implica ser libres y te hace humilde.
Alejandro Arriaga