DAVOS 2018

Al ojo del amo: Davos 2018

Lejos de dar una opinión sobre si el foro es elitista o si el análisis de los problemas mundiales es con esta óptica, mi objetivo con este y una serie de artículos que escribiré sobre Davos, es más pragmático. Intentaré hacer una abstracción de los temas ahí tratados ya que definitivamente estos son considerados como ideas para establecer iniciativas en la vida publica y privada de cualquier país e incluso son una fuente de inspiración para el emprendimiento y o desarrollo de nuevos proyectos. Al menos así lo veo yo.

Cada año se organiza un Foro Económico Mundial en la ciudad de Davos y este 2018 del 23 al 26 de Enero se celebro el foro numero 48. Es una Organización Internacional para la Cooperación Público-Privada cuyo compromiso es contribuir a la mejora del estado del mundo. El Foro involucra a los líderes políticos, empresariales y de otro tipo de la sociedad para dar forma a las agendas globales, regionales y de la industria. Se estableció en 1971 como una fundación sin fines de lucro y tiene su sede en Ginebra, Suiza. Es independiente, imparcial y no está ligado a ningún interés especial. El Foro se esfuerza por demostrar el valor del espíritu empresarial y hacerlo más accesible al interés público. Consideran que el progreso ocurre al reunir a personas de todos los ámbitos de la vida que tienen la motivación y la influencia para hacer un cambio positivo a través del intercambio de ideas y experiencias. 

Más de 3.000 líderes de más de 100 países se reunieron para enfocarse en encontrar formas de reafirmar la cooperación internacional en intereses cruciales y compartidos, como son; el medio ambiente, la economía global y la seguridad internacional.

Inicio con un tema relacionado con la automatización y la perdida de empleos. Incluso, el candidato del PAN (Partido de Acción Nacional) por la presidencia de México, Ricardo Anaya, ya propone como parte de su campaña, la renta básica universal, como un instrumento que se viene gestando como una solución ante la inminente automatización de actividades laborales y con ello la pérdida de empleos y una creciente desigualdad social y económica. A mi no me parece tan simple ya que para que esta renta básica se pueda sostener para toda la población, debe invertirse en tecnología, eficiencia productiva y educación.

Hemos comentado en otros artículos la preocupación que existe por la perdida de empleos debido a la automatización y como parte del esfuerzo del foro, han creado un portal llamado http://www.theskillset.org/ orientado a la educación y capacitación sustentable para la economía digital. Este es un proyecto de la comunidad de la industria de TI del Foro Económico Mundial. No hay marcha atrás y la tecnología afectará tu trabajo Con la automatización del lugar de trabajo y las tecnologías en aumento, el panorama laboral en casi renta básica universaltodas las industrias está experimentando un cambio significativo. Las estimaciones de hoy indican que entre el nueve y el cincuenta por ciento de los empleos actuales corren el riesgo de ser automatizados. Ahora más que nunca, debes adquirir nuevas habilidades en tecnología de la información que te mantendrán a la vanguardia, te ayudarán a enfrentar los desafíos de cambiar las funciones laborales y te permitirá aprovechar nuevas oportunidades de carrera.

Por otro lado, la brecha entre ricos y pobres nunca ha sido tan grande como en la actualidad y la creciente desigualdad podría llevar a una mayor inestabilidad, así lo advirtió la organización humanitaria Oxfam. Las ocho personas más ricas del mundo, todos ellos hombres, poseen la misma fortuna que la mitad más pobre del planeta, señaló el reporte, según el cual el 1% más rico de la humanidad poseía en 2015 más que todo el resto.

“La creciente desigualdad amenaza con dividir nuestras sociedades. Hace aumentar la criminalidad y la inseguridad, al tiempo que mina la lucha para poner fin a la pobreza. Deja a más gente viviendo con miedo y menos con esperanza”, señaló Oxfam. En números absolutos, estos ocho multimillonarios tienen una fortuna de 426 mil millones de dólares, frente a los 409 mil millones que poseen en conjunto los 3.600 millones de personas más pobres del planeta. Los ingresos crecieron en todo el mundo de 1988 a 2011 en un 11,9 por ciento, pero el 10 por ciento más rico de la población fue el que más se benefició, pues obtuvo un 45 por ciento de ese aumento, según los análisis de Oxfam. Mientras que los ingresos del 10 por ciento más pobre de la población mundial aumentaron en menos de tres dólares por año en ese período, los del 10 por ciento más rico se multiplicaron 182 veces. Oxfam cree que las causas están en un desarrollo equivocado a nivel político y empresarial y exige que los países cooperen de forma más estrecha en vez de competir entre sí a ver quién tiene el impuesto de sociedades más bajo. Además, deben desarrollar estrategias de negocios menos centradas en los inversores y más en los trabajadores y los efectos sobre el medio ambiente. El informe recomienda también que los estados dejen de medir su crecimiento con el Producto Interno Bruto (PIB) y propone un “índice de desarrollo inclusivo” que tenga en cuenta factores como el nivel de empleo, la esperanza de vida o la deuda pública. Para mayor refrencia consulta http://bit.ly/2j0yhOb

En este sentido se propone una idea diferente a solo el ingreso universal y es planteado como Justicia tecnológica: ni tasa sobre los robots, ni renta básica universal. Que podrás consulta en detalle aqui: http://bit.ly/2EUqbCu

“Si desaparecen masivamente empleos o tareas, si la automatización y la digitalización destruyen más puestos de trabajo de los que se crean, mantener un sistema de protección social va a requerir, en EEUU, en China o en España, nuevos tipos de ingresos. No digamos ya si es necesaria una renta básica para todas esas “personas superfluas” que no encontrarán trabajo, al menos en la transición hacia un nuevo sistema”. Así lo comenta Andres Ortega en su artículo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *