Al ojo del amo: WOBI 2016 Be Beta

Hace unas semanas se celebraron las conferencia de WOBI ( ver www.wobi.com) con un concepto que considero, en México no aplicamos. Estar en continua ejecución aún cuando falles.

En mi experiencia, las organizaciones en México castigan el error y no fomentan la toma de decisiones ni la toma de riesgos por sus colaboradores. Y no digamos en la función pública. Ahí es peor.

Todo mundo tiene miedo de cometer un error por qué es políticamente incorrecto y las decisiones se postergan. Predomina más el miedo a “no regarla” vs “intentar algo diferente”. Y esto no es de a gratis. Pareciese que el jefe delega para tener a quien echarle la culpa si algo sale mal. Pero que tal si sale bien. Bienvenida la medalla para lucirla con el jefe superior. 
Uno de los mensajes principales fue; planea pero ejecuta, mantente alerta para el cambio así falles mil veces. El éxito no se logra sin raspones. En este sentido considero que es importante dimensionar el costo del error para que la falla no te cueste la vida.

Me llama mucho la atención la propuesta de WOBI que habla sobre la importancia de cambiar paradigmas, básicamente en la cultura y filosofía en los negocios pero esos cambios no se reflejan en la planeación de las empresas mexicanas. Pareciese que nos resistimos a creer que puede ser diferente, sin embargo ahí está la prueba que innovar, intentar y fallar no está peleado con planear y crecer. En su libro: La tiranía de las ideas, Juan Miguel Zunzunegui comenta, “Thomas Jefferson fue el creador del sueño americano como mito de identidad: la idea de que al estadounidense no lo unían raza, la lengua o la religión, sino ideales comunes, sus sueños y sus aspiraciones, principalmente la libertad y la búsqueda de la felicidad. Como todo discurso de identidad, es un mito: mezcla de verdad, leyendas y necesidades políticas. La leyenda es evidente: el sueño americano es la pesadilla del resto del planeta y cada vez es más difícil soñarlo. La necesidad política era obvia: controlar a una masa muy heterogénea que no tenía ningún vínculo común. Y la parte real es que, en aquel tiempo, la recién nacida Norteamérica era, en efecto, la esperanza de los desheredados de Europa. Estados Unidos tiene una historia llena de este tipo de mitos, mientras que México está construido sobre mitos de conquista, de derrota y de fracaso”. En el momento que dejemos esto atrás, ese día, como seres humanos de esta región, contribuiremos con nuevas ideas y pasaremos de ser receptivos a proactivos y generadores de ideas y propuestas.
Me llama la atención cómo, cuando hay algún estudiante o emprendedor interesante inmediatamente lo etiquetan: “este muchacho puede ser el futuro Bill Gates”. No seria mejor darle su propio crédito y apostarle a él, sin comparaciones?.
En nuestro Facebook: https://m.facebook.com/bepro.mex/ tenemos varios videos tomados en vivo que te pueden dar una idea de los temas abordados y sus presentaciones. 
En mi siguiente artículo te platicaré de algunas de las presentaciones que me parecieron muy interesantes y de alguno de sus libros. 
Solo no lo olvides, fallar es parte del aprendizaje, no es un pecado. Cuida que el descalabro no te saque de la jugada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *