OTRA MIRADA: AÑO NUEVO, VIDA NUEVA

 

 
Iniciar algo lleva un mucho de nervio, pasión, entusiasmo.
El año es joven y para muchos representa una nueva
oportunidad de ser mejor, de ver la vida con otros ojos, de darse una
oportunidad.
Los deseos para que sean realidad llevan una carga
importante de trabajo. Lograr un objetivo no se obtiene por la concentración absoluta,
la fe, brujería o meditación intensa, para llegar a la meta, cualquiera que
ésta sea, hay que accionar todos los días, ser perseverante.
Emprender, es iniciar una aventura en la que aunque sepas
cual es el destino, no sabes a lo que te enfrentarás en el camino. Recibir cada
una de las cosas que llegan a la vida de forma asertiva, es un reto diario, es
la cuota que hay que cubrir cada día, y que mejor que hacerlo con una actitud
positiva.
La lectura es un buen gimnasio para fortalecer el espíritu y
la razón. Los libros son la acumulación de pensamientos discernidos por mentes
intensas, para llegar a describir un tema con el único objetivo de lograr una
mayor comprensión de este.
Leer a otros, es llegar a nuevas ideas, a pensamientos,
experiencias diferentes. Es situarse en un

contexto y “aprender en cabeza ajena”.
Leer es tan apasionante que se podría vivir leyendo. La oportunidad de empezar
a leer está ahí, como una de las cosas más maravillosas de la existencia, que
cuesta poco y que te puede dejar más de lo que inviertas.

Emprender, aprender, re-inventarse es el ciclo constante de
la vida proactiva, de aquella que no deja nada al escepticismo, a la desgracia,
a la queja, a juzgar. Si quieres bueno, bueno tendrás. Y como la vida es finita,
para que perder tiempo. Empecemos a leer.

Al ojo del amo: Incertidumbre vs Oportunidad

Vamos por la vida planeando y pensando que tenemos el control de ella, cuando la realidad nos ha demostrado que lo inesperado es más común de lo que imaginamos y que puede ser causa de grandes cambios.

En su libro La ley del quizás, la consultora de negocios Allison Carmen toma como punto de partida una célebre fábula oriental que le contó su profesor de chi kung, una terapia medicinal de origen chino que se basa en el control de la relajación, para explicar su teoría sobre lo incierto. La historia dice así:
Un día, el caballo de un campesino se escapó. Su vecino le dijo: “¡Qué mala suerte has tenido!”. El granjero le respondió: “Quizás”. Al día siguiente, el animal regresó acompañado de cinco yeguas. El hombre volvió y le felicitó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El dueño replicó: “Quizás”. Poco después, el hijo del campesino, que solía montar a caballo, se cayó y se rompió una pierna. El amigo le comentó: “¡Qué mala suerte has tenido!”. Este contestó: “Quizás”. Al día siguiente llegaron unos oficiales del Ejército para reclutar al muchacho y luchar en la guerra, pero no pudieron llevárselo porque tenía la pierna rota. Entonces el vecino exclamó: “¡Qué buena suerte has tenido!”. El padre repitió: “Quizás”.
Cuantas veces no te has lamentado porque te sucedió algo y al final del día, “zaz” esa situación fue la que te saco a flote. Todo depende de la perspectiva que le des a dicho acontecimiento. A veces las casualidades pueden ser una excelente guía para tomar la siguiente decisión y esto solamente se logra manteniendo tu mente abierta y libre de juicios.
Durante la primera guerra mundial el ejército británico estaba intentando encontrar un metal mejor para sus armas. El problema era que los cañones de esas armas se deformaban después de varios disparos por la fricción y el calor de las balas. El ejército Inglés le pidió Harry Brearley, que era metalúrgico en una empresa local, que encontrara una solución a este problema y con aleaciones más duras. La leyenda dice que después de probar a añadir cromo al acero Bearley desechó algunos de sus experimentos por considerarlos un fracaso. Los echó, literalmente, al montón de la chatarra. El metalúrgico notó que después de un tiempo esos experimentos no se habían oxidado. Había descubierto el secreto del acero inoxidable. Durante la Primera Guerra Mundial fue utilizado en algunos de los nuevos motores aéreos. Luego se generalizó en el uso de cubertería y material quirúrgico del que muchos hospitales dependen hoy en día.

Infinidad de veces se ha demostrado, que es justamente los momentos de crisis o incertidumbre provocan una mayor creatividad. La clave para
estimular su creatividad
reside en saber observar y hacerse preguntas, crear hipótesis y probar. La inteligencia más genuina
no consiste en responder a
los problemas con recetas de cocina. Para encontrar mejores soluciones a mismos o nuevos problemas es dejar a un lado la arrogancia y la soberbia de creer que todo lo sabes y atreverse a
cuestionarse a sí mismo y aprender a ver fuera de lo habitual. En la
actualidad, aferrarse a lo conocido puede resultar letal. El éxito estriba
en explorar y acertar en las tendencias en un contexto hoy caracterizado por la incertidumbre.

En su influyente ensayo El cisne negro, el investigador y financiero estadounidense Nassim Nicholas Taleb exploraba aquellas cosas que suceden contra cualquier pronóstico o previsión, lo cual tiene lugar con mucha más frecuencia de lo que se pueda creer. Lo que este autor denomina “cisne negro” lo puedes conocer mejor en otro de nuestro artículos Corriente Alterna: El cisne rompequinielas

Hoy contamos cada vez más con herramientas para poder explorar sin que dejes la vida en el intento. Acércate con nosotros en www,bepro.mx para que conozcas algunas de nuestras alternativas que te ofrecemos para emprender.

Al ojo del amo – Hasta donde podrías llegar….

Estaba un humilde granjero escocés trabajando, cuando escucho un lamento pidiendo ayuda que provenía de un pantano cercano. Dejó caer sus herramientas y corrió al pantano. Allí encontró hasta la cintura en el estiércol húmedo y negro a un muchacho aterrado, gritando y esforzándose por liberarse. El granjero se esforzó en levantarlo y así salvó al muchacho de lo que podría ser una lenta y espantosa muerte. Al día siguiente, llegó un carruaje elegante a la granja. Un noble, elegantemente vestido, salió y se presentó como el padre del muchacho al que el granjero  había ayudado.
 “Yo quiero recompensarlo”, dijo el noble. “Usted salvó la vida de mi hijo”. No, yo no puedo aceptar un pago por lo que hice”, contestó el granjero escocés. 
En ese momento, el hijo del granjero vino a la puerta de la cabaña. “¿Es su hijo?” preguntó el noble. “Sí”, contestó el granjero orgullosamente. Le propongo hacer un trato. Permítame proporcionarle a su hijo el mismo nivel de educación que mi hijo disfrutará. Si el muchacho se parece a su padre, no dudo que crecerá hasta convertirse en el hombre del que nosotros dos estaremos orgullosos”. Y el granjero aceptó. 
El hijo del granjero  asistió a las mejores escuelas y, al tiempo, se graduó en la Escuela Médica del St. Mary’s Hospital en Londres, siguió hasta darse a conocer en el mundo como el renombrado Dr. Alexander Fleming, el inventor de la Penicilina. 

Años después, el hijo del mismo noble que fue salvado del Pantano enfermó de neumonía… ¿Qué salvó su vida esta vez? ….  así fue, la penicilina!
¿Y sabes cuál era el nombre del noble?: Sir Randolph Churchill. ¿Y el nombre de su hijo? ! Sir Winston Churchill!!!
Alguien dijo una vez: “Lo que va, regresa multiplicado”.
Así que trabaja como si no necesitaras el dinero, ama como si nunca hubieses sido herido, baila como si nadie estuviera mirando, canta como si nadie escuchara, vive como si fuera el Cielo en la Tierra y emprende sin temor a equivocarte por qué no sabes que podrías transformar.

Corriente Alterna: Los Marcopolos de Tepito

Juán es originario de Tepito,
nació y creció ahí. Desde niño ayudó a su familia en un puesto de chácharas, de
ahí salía para los gastos. De un día a otro las ventas empezaron a bajar, no
tardó en enterarse que su clientela ahora compraba en otro local, que ofrecía
más variedad y aprecios mucho más bajos. 
Se lo habían madrugado.

Algo se tenía que hacer al respecto, así que
reunió a sus hermanos para evaluar alternativas, una era ir a los Ángeles y
comprar en el barrio chino al mayoreo, pero antes habría  que obtener una visa norteamericana, misión
imposible. La segunda, mucho más audaz era ir directamente a China y traerse el
producto. La decisión estaba tomada, juntaron ahorros y encomendaron a  Juan  para la gran aventura. 

Sin mayores complicaciones obtuvo su visa y
días después estaba en Shanghai, sin saber ni inglés ni mucho menos chino, pero
con un fajo de diez mil dólares y un contacto comercial recomendado por un
amigo de otro amigo, que medio hablaba español y eso si, se movía allá como pez
en el agua.

Llevó entonces a Juan con los productores, se dio cuenta que a
diferencia de sus proveedores convencionales, aquí la mercancía se elabora de
acuerdo al gusto del cliente, un factor que más adelante fue determinante.
Cerró el primer trato, así, a la tepiteña, a la mera palabra. Pagó el cincuenta
por ciento como anticipo y el resto contra la entrega en puerto mexicano. Se
tragó la angustia y regresó a México. Un mes después le llegó su contenedor,
cubrió los aranceles y surtió su puesto con nueva mercancía que voló en unas
pocas semanas. Su arriesgada decisión salvó al negocio de la debacle.

A partir
de entonces, Juan es un viajero frecuente a China, va en promedio tres veces al
año y lleva haciéndolo por siete. En el proceso ha aprendido muchísimo.
Primero, que cada producto tiene su provincia; hay una para lentes, otra para
ropa deportiva, otra para celulares… Y que si quieres ser exitoso, no puedes
abarcar todos los segmentos, debes especializarte en uno, en su caso es el de
ropa de mujer de moda y para tallas características de las mexicanas promedio.
Un valor agregado de la flexibilidad del productor chino, que hace lo que le
pides, claro, mientras nunca le falles con los pagos.
El proceso, nos dice
Juan, comienza con un email que le envía a su contacto comercial, indicándole
su itinerario, una vez que llega a Shanghai, lo espera ya un chofer que lo
llevará a la fábrica de su proveedor, hará su negociación mediante su enlace
comercial, que le cobrará una comisión del 10% del trato, inspeccionará  también la calidad del producto terminado y
hará las gestiones para embarcarlo a México. No todo el proceso ha sido una
sedita para Juan, se ha llevado varios reveces, como cuando intentó ampliarse
al sector de los perfumes.

Los primeros embarques llegaron bien, pero una
ocasión le mezclaron en el pedido botellas diluidas y perdió una buena cantidad
de dinero,- ni modo, era el riesgo-, dice, -no era lo mío-. Actualmente, los ahora
conocidos como Marco Polos de Tepito, se han organizado. Viajan en grupo y
llegando a Shanghai se separan,  cada
quien tiene su especialidad de producto, así no se generan competencia
innecesaria. Fijan un plazo para cumplir con sus agendas y así coincidir en el
regreso, como una sencilla pero eficiente comitiva empresarial. La actividad de
los Marco Polos ha ido en aumento, como muestra, se estima que en cada vuelo
México-Shanghai, hay al menos cinco tepiteños. Como  Juan, que se prepara ya para su siguiente
viaje.

Al ojo del amo: Plan de negocio de arranque

“La mayoría de las nuevas empresas fracasan, no porque no puedan construir lo que se propusieron construir, sino debido a que pierden el tiempo, dinero y esfuerzo en construir el producto equivocado. Un elemento importante a estos fracasos es la falta de comprensión del problema desde el principio”. Ash Maurya. En particular yo agregaría que también es la falta de claridad de la oportunidad, su contexto y la dimensión del reto.

curva de aceptacion del productoHemos platicado sobre el concepto del “Business Model Canvas” y sobre el “Lean Start Up”.  Pues

 ahora vamos a platicar un poco sobre el “Lean
Canvas”. Que efectivamente, como ya lo identificaste, combina ambas herramientas. Este modelo creado por Ash Maurya, se centra en el empresario y en  la ruta que debes de seguir para generar el mayor flujo de efectivo posible en una etapa muy temprana de tu proyecto. Sin duda, esta etapa es la de mayor incertidumbre y riesgo para cualquier emprendedor y por sí mismo, muy valiosa. El objetivo es lograr “tracción” (captar a los primeros clientes o “early adopters”) en el menor tiempo posible con el mínimo de recursos. El diseño de la herramienta incorpora tanto las ventajas observadas en pequeñas como en grandes empresas que generan eficacia y eficiencia.

Ash Maurya añadió algunos elementos con la idea de acotar mas y mejor tu siguiente proyecto.
Detallo a continuación cada uno de los elementos del Lean Canvas:

1. Problema: Una caja de problemas que se incluyó debido a que varias empresas hacen un gran esfuerzo, invierten muchos recursos financieros y tiempo para construir el producto o servicio equivocado. Por lo tanto, es vital en primer lugar. entender el problema y si me lo permites o agregaria, una descripción de la oportunidad  de los retos.
1. Clientes: Típicamente, el producto se lanza sólo a un segmento de todos los posibles clientes, tales como los “early adopters” que se entiende son los más condescendientes ante la presencia de errores o funcionalidades incompletas y que, además, están generalmente dispuestos a proveer opiniones sobre el producto.
3. Propuesta de Valor – Además de incluir una respuesta a la siempre importante pegunta: por que me deberían comprar a mi? es muy útil definir el concepto de tu negocio. Es indispensable incluir las RTB (Razones Para Creer). Los beneficios relevantes y únicos debe estar respaldados por las RTB. Por ejemplo: Nuestros procesos tienen un alto respeto al medio ambiente gracias a que eliminamos los productos químicos de todo nuestro ciclo productivo y el agua que desechamos la tratamos y reciclamos para volver a usar en ciclo productivo.
4. Una caja de Solución, donde habiendo reconocido el problema, se plantea describir la solución. Como tal, se incluyó un cuadro de solución que incluye el concepto de Mínimo de Viabilidad del producto “MVP”. Un MVP tiene solamente aquellas funcionalidades que permiten que el producto sea lanzado. Reduce la cantidad de variables que vas a manejar en tu propuesta, producto o servicio y enfócate en las de mayor valor para tus “early adopters”.
5. Canales: Ilustra el camino que te guia hacia los clientes y esto puede ser la definición del proceso de ventas o de entrega o la forma de acercar la oferta a tu segmento. Incluso aquí puedes aprovechar para definir una estrategia de pre-venta y post-venta
6. Ingresos: particularmente yo sugiero hacer tres proyecciones de ventas  mensuales o semanales dependiendo de la estacionalidad de tu producto o de tus capacidades, de los recursos de venta o entrega que tengas o del alcance factible y real a tu segmento de clientes. Como seguramente no vas a vender desde el principio debes de tener claridad del momento en el que llegas a tu punto de equilibrio. Esto te dará noción de los recursos financieros que necesitas durante el periodo de cero ventas.
7. Costos: te sugiero que consideres tanto el capital de trabajo durante el periodo de cero ventas, el capital de inversión que requieras para desarrollar tu producto o tu servicio, los gastos de operación tanto en este periodo como los subsecuentes y habiendo considerado lo anterior, define una expectativa de crecimiento
8. Métricas Clave: Al inicio de un negocio es mucho mejor centrarse en una o dos métricas máximo y construir sobre ellas. Las métricas incluyen la gama de productos o servicios que deseas ofrecer. Es crucial que la métrica se identifique muy bien, porque de no hacerlo, podría ser catastrófico para la puesta en marcha
9. Ventaja: esto es básicamente la ventaja competitiva. Una startup debe reconocer si tiene o no tiene una ventaja sobre otros. Algo que no sea tan fácil de copiar o de comprar. En la jerga de otros autores puede ser visto como la Barrera de Entrada.

Image result for lean CANVAS

Como habrán visto, en un intento de mejorarlo, hay algunas cosas que Ash Maurya omite del lienzo

as bajo la manga

original. Éstas omisiones incluyen: Actividades y Recursos clave; Ash supuso que definir esto estaba más enfocados hacia una expansión de la empresa, siendo que al principio hay que enfocarse en las necesidades del empresario. Relación con Clientes: un negocio de inicio profundamente enfocado debe establecer relaciones con los clientes más cercanos de una o dos formas y nada mas. Socios Clave: Ash elimina esta categoría debido a que la mayoría de las nuevas empresas no requieren socios clave específicos ya que aun se supone estamos tratando con un producto o servicio desconocidos y no probado. Como tal, Ash considera que sería una pérdida de tiempo tratando de construir relaciones  mejor dedicarlo a generar la tracción inicial.
A pregunta expresa en una entrevista le preguntaron; ¿Por qué tienes propuesta de valor único y
ventaja injusta? ¿No son la misma cosa?. Ash respondió, “el trabajo de un UVP es captar la atención del cliente, mientras que el trabajo de la ventaja injusta es para disuadir a los imitadores y competidores. A menudo, estos dos no son la misma cosa”.

En resumen, Ash dice que este “Lean Canvas” está destinado principalmente para los empresarios y no para los clientes, consultores, inversores o asesores. Es un  perspectiva de arranque que te permitirá planear y hacer en corto. En mi opinión creo que si este modelo te permite comunicar mejor tu proyecto a un tercero o a hacer un mejor análisis de tu negocio, úsalo. Para definir un proyecto en linea puedes utilizar esta herramienta que te llevara de la mano: https://leanstack.com/

Mi conclusión es que una sola herramienta no es suficiente para planear tu emprendimiento o innovación en tu empresa, hay que utilizar diversas herramientas y conceptos para incrementar la probabilidad de éxito además de facilitar la comunicación de las ideas y del negocio en particular.