Al ojo del amo – Hasta donde podrías llegar….

Estaba un humilde granjero escocés trabajando, cuando escucho un lamento pidiendo ayuda que provenía de un pantano cercano. Dejó caer sus herramientas y corrió al pantano. Allí encontró hasta la cintura en el estiércol húmedo y negro a un muchacho aterrado, gritando y esforzándose por liberarse. El granjero se esforzó en levantarlo y así salvó al muchacho de lo que podría ser una lenta y espantosa muerte. Al día siguiente, llegó un carruaje elegante a la granja. Un noble, elegantemente vestido, salió y se presentó como el padre del muchacho al que el granjero  había ayudado.
 “Yo quiero recompensarlo”, dijo el noble. “Usted salvó la vida de mi hijo”. No, yo no puedo aceptar un pago por lo que hice”, contestó el granjero escocés. 
En ese momento, el hijo del granjero vino a la puerta de la cabaña. “¿Es su hijo?” preguntó el noble. “Sí”, contestó el granjero orgullosamente. Le propongo hacer un trato. Permítame proporcionarle a su hijo el mismo nivel de educación que mi hijo disfrutará. Si el muchacho se parece a su padre, no dudo que crecerá hasta convertirse en el hombre del que nosotros dos estaremos orgullosos”. Y el granjero aceptó. 
El hijo del granjero  asistió a las mejores escuelas y, al tiempo, se graduó en la Escuela Médica del St. Mary’s Hospital en Londres, siguió hasta darse a conocer en el mundo como el renombrado Dr. Alexander Fleming, el inventor de la Penicilina. 

Años después, el hijo del mismo noble que fue salvado del Pantano enfermó de neumonía… ¿Qué salvó su vida esta vez? ….  así fue, la penicilina!
¿Y sabes cuál era el nombre del noble?: Sir Randolph Churchill. ¿Y el nombre de su hijo? ! Sir Winston Churchill!!!
Alguien dijo una vez: “Lo que va, regresa multiplicado”.
Así que trabaja como si no necesitaras el dinero, ama como si nunca hubieses sido herido, baila como si nadie estuviera mirando, canta como si nadie escuchara, vive como si fuera el Cielo en la Tierra y emprende sin temor a equivocarte por qué no sabes que podrías transformar.

Así me lo recetó el Doctor: Vivir armados?

En estos días nos hemos enterado de la
escalada que la delincuencia ha tenido en nuestro país y aun cuando nuestras
autoridades han tratado de mantener tranquila a la sociedad argumentando que de
acuerdo a sus estadísticas, sondeos y todo lo que se les ocurre para justificar
su falta de éxito en el combate a la delincuencia, esta ha disminuido
notablemente en comparación con períodos similares de años pasados, la percepción
de la ciudadania ante este tipo de declaraciones es completamente distinta,
derivado de las propias experiencias vividas ante los fenómenos delincuenciales
cada vez más evidentes.

Aun así, la mayoría de los mexicanos
partimos muy temprano a realizar nuestras actividades cotidianas, con el temor
y ante la enorme posibilidad de tener un encuentro inesperado con los amantes
de lo ajeno (en cualquiera de sus modalidades), llevando con nosotros el hartazgo
por la pasividad de nuestros gobernantes para tomar medidas que contribuyan al
mejoramiento de una sociedad cada vez más descompuesta.

Ante esto, ya han surgido
autodenominados “superhéroes sociales”, que pretendiendo sacar raja política de
tan complicada situación en la que los ciudadanos comunes y corrientes vivimos,
han levantado la mano proponiendo las más inverosímiles soluciones para poner
un freno definitivo ante dicha situación.

De tal suerte, hace algunos días una
de estas “fabulosas e innovadoras ideas” hizo eco en los medios de comunicación
por los alcances que la misma puede tener, refiriéndome a la Iniciativa de Ley
auspiciada por un Senador la República, cuyo nombre no mencionaré, ni tampoco
su extracción partidista, pero que hace algunos meses tras una encarnecida
batalla legal ante los Tribunales, resultó perdedor en la contienda electoral a
la Gobernatura del Estado de Colima.

En esta Iniciativa de Ley, este “super
héroe social” propuso reformar el artículo 10 de nuestra Constitución Política para
permitir que los mexicanos porten armas de fuego para
su seguridad y legítima defensa en sus automóviles y negocios, claro, aclarando
que solamente las armas permitidas por la ley y no aquellas reservadas para las
Fuerzas Armadas, lo anterior derivado del incremento en los indices delictivos
en México.

Como debes imaginarte, la reacción
ante dicha Iniciativa no se hizo esperar, pronunciandose la mayoría de las
fuerzas políticas de nuestro país, inclusive también la casa política del
Senador de la República y sus propios compañeros de bancada, en contra de la
implementación de esta controvertida reforma, cuya consecuencia inmediata se
traduce en “armar a todo México contra la delincuencia”.

Ante la negativa manifiesta por parte
de los actores políticos en nuestro país, este encomiable y valiente personaje
público, amago con recolectar 150 mil firmas de la ciudadanía para respaldar su
audaz propuesta y modificar la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos,
siendo esta cantidad de firmas las requeridas para conseguir su objetivo a
través de una denominada iniciativa ciudadana o una
iniciativa popular.
        

Ya cada uno de nosotros externará su
aceptación o rechazo ante esta iniciativa de ley, la cual promete solucionar de
manera definitiva el fenómeno de la delincuencia en nuestro país, lo que para
su promotor, solamente se puede lograr armando hasta los dientes a la
ciudadanía, es decir, combatir el fuego con el fuego, la violencia con más
violencia.

…La receta   

A la fecha, si es tu deseo poseer y/o
portar un arma de fuego, nuestra Constitución Política establece en su artículo
10, la garantía de la ciudadania para ejercitar este derecho, cubriendo los
requisitos que para tal efecto se encuentran contenidos en la Ley Federal de
Armas de Fuego y Explosivos.

Entonces, ¿Que debo hacer si quiero
adquirir un arma de fuego? y ¿Qué debo hacer si deseo obtener un permiso de portación
para un arma de fuego?; la solución a estos cuestionamiento va de la mano, ya
que primero hay que adquirir de manera legal el arma de fuego y después
tramitar el permiso de portación.

En ese orden de ideas, la Secretaría
de la Defensa Nacional es el Ente encargado de la fabricación y
comercialización de las armas de fuego y explosivos, así como del otorgamiento
del permiso de portación correspondiente, función que desempeña de manera
conjunta con la Secretaría de Gobernación.

Recuerda que solamente podrás
adquirir y/o portar un arma de fuego de las permitidas por la Ley Federal de
Armas de Fuego y Explosivos, te dejo el enlace para que conozcas que calibres
están permitidos (http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/102_12nov15.pdf).

Por lo que respecta a la compra de
armas de fuego y municiones, te dejo el enlace de la página web que explica
paso por paso lo que tienes que hacer, así como el enlace de las solicitudes
que se deben requisitar:

(http://www.sedena.gob.mx/pdf/tramites/rfafyce/mar_2010/Fabricacion/RFA-FC-009.pdf)

Para solicitar el permiso de portación
de arma de fuego, dejo el enlace de la página web que te explican el
procedimiento a seguir.

http://www.gob.mx/sedena/acciones-y-programas/sedena-02-025

Espero que si tu deseo es poseer y/o
portar un arma de fuego, este artículo te sirva como base ante los trámites que
tendrás que realizar.

Me despido, no sin antes citar una de
las 75 frases más celebres de Nelson Mandela “La educación es el arma más poderosa
que puedes usar para cambiar el mundo”.

Decide tú, si vivir armado es lo mejor
que se puede hacer ante estos tiempos violentos en nuestro país.

Corriente Alterna: El laberinto de la memoria

Aquella tarde el sol caía a plomo sobre Sedona, seguro
estábamos a más de cuarenta grados. Era un sauna en el que los árboles parecían
bailar ante mis ojos nublados por el  sudor. Caminamos por acantilados y tortuosas
veredas pedregosas. -Falta poco-, nos decía Janel, -vale la pena, verán-. No nos
mintió, un oasis se revelaba ante nosotros. Una hermosa cascada bañaba a un
pequeño lago turquesa, sin pensarle mucho nos arrojamos, nadamos por horas, y luego
nos tendimos en la orilla. Nos despertó el frío, sin darnos cuenta nos habíamos
quedado dormidos, el cielo ya no resplandecía, era tarde debíamos regresar. A
mitad del camino, el bosque había perdido su verdor, ahora era violáceo y los
árboles ya no bailaban, más bien parecían hostiles gigantes reclamándonos con
sus largos brazos. Después de andar y andar y cuando los pies nos mataban,
horrorizados escuchamos el rumor de la cascada, habíamos dado vueltas en
círculos, estábamos completamente perdidos.  

Stephen Wiltshire siempre fue un niño diferente,
distante, no articuló palabra sino hasta los nueve años, era autista,
desde pequeño sus padres lo inscribieron en una escuela especial. Rápidamente
sus tutores advirtieron su gran habilidad con el dibujo, y sobre todo una
extraordinaria facultad: a su alumno le bastaba realizar solo una breve inspección a
intrínsecos edificios para que los reprodujera fielmente sin necesidad de
verlos nuevamente, no había duda, Stephen era un genio.

Pasaron los años y estudió arte, su talento fue
cultivado y reconocido por los críticos, sin embargo su descomunal capacidad de
memoria siguió siendo un misterio, ahora ya no era solo capaz de replicar
edificios con un vistazo, sino barrios enteros, su habilidad de retención
parecía no tener límites. Fijó entonces sus horizontes en objetivos más
ambiciosos: un día subió al punto más alto de Londres, observó las diferentes
perspectivas de la ciudad y regresó a duplicarla en un gran mural, todo de
memoria. Su fama se esparció por el mundo, ahora le llovían ofertas para
plasmar otras megalópolis.

La noche nos cayó súbitamente, solo una luna menguada
alumbraba levemente al tétrico bosque, estábamos atrapados en un oscuro
laberinto, sin un solo punto de referencia. Todo apuntaba a pernoctar en esa
negrura equipados con solo unas toallas mojadas. –Síganme, esta loma se me hace
conocida-, dijo Janel, casi a tientas nos dirigimos hacia a aquella burda
silueta. De ahí, pudimos reconocer algunas marcas en el sendero, que ahora distinguíamos
del resto. Poco a poco, como cuando se unen puntos en los cuadernos de iluminar,
un tenue sendero se revelaba. Con paciencia y guiados por un sentido de
orientación que despertaba de un largo sueño, supimos de pronto que los recuerdos siempre estuvieron dentro de nosotros,
ocultos en algún recoveco de nuestra memoria. Logramos ver a lo lejos el claro
en el cual nos esperaba el auto y nuestra libertad. Hoy lo evoco como uno de
los momentos más felices de mi vida.


Stephen subió a un helicóptero, como una cámara
viviente registró la monstruosa Ciudad de México, la nave sobrevoló de polo a
polo la interminable mancha urbana, cuando el singular pasajero se sintió
satisfecho, regresaron al hangar. Un vasto lienzo le esperaba para ser vestido.

Varios días con intensas jornadas le tomaron al
artista para completar su obra. Dominé mi ansiedad para no ir sino hasta que
estuviera cerca de culminarla. Finalmente tomé un taxi que me llevó al
vestíbulo de la Torre BBVA. Ahí como muchos asistentes quedé conmocionado por
lo que vi. Una réplica exacta de esta ciudad, calles, edificios
escrupulosamente detallados, parques, autos, rotondas, el lugar donde trabajo, mi
casa, las casas de mis amigos, los lugares que frecuento, la escuela de mi hijo.

Sin embargo hubo algo que me conmovió profundamente, y es que nunca pude ubicar
gente plasmada, como si fuera inexistente para el artista, como si siempre hubiera
estado solo aquí. Esperé el momento en el que Stephen delineó su último trazo,
en su sonrisa percibí un alivio infinito, el de la libertad recuperada, quizás
la misma que viví cuando escapé del desolado laberinto de Sedona.
*********************************************

Agradezco de todo corazón a este espacio de expresión, que me ha brindado durante este nuestro primer año, su apoyo incondicional para compartir mis ideas, temores e inquietudes. Respetando íntegramente el mayor derecho de los individuos: la libertad de pensamiento. Y a quienes me han honrado con su lectura y preciados comentarios, reitero mi agradecimiento y compromiso por ofrecerles siempre la sinceridad de mis palabras. Un abrazo.

Víctor F Arriaga

Así me lo recetó el Doctor: El nuevo reglamento de tránsito

A partir del día 15 de
diciembre del año pasado, entró en vigor en el otrora Distrito Federal, el Nuevo
Reglamento de Tránsito, el cual tiene como base principal privilegiar al peatón
y a los ciclistas en las vialidades de nuestra ciudad.

Derivado de lo anterior y ante
la implementación de este inquietante dispositivo normativo, comencé a
cuestionarme a que habrían recurrido ahora nuestras autoridades, para eficientar
la movilidad en esta urbe y cumplir el sueño de muchas admninistraciones y de
todos los ciudadanos que habitamos en la Ciudad de México, es decir, evitar las
“mordidas” por infracciones al Reglamento de Tránsito o cuando menos hacer
conciencia en todos nosotros, así como en los representantes de la ley, sobre
este tipo de conductas ilegales y moralmente reprobables.

las foto multas han generado enorme revuelo por su forma de implementarse

Uno de los aspectos más
relevantes del Nuevo Reglamento de Transito (además del incremento de las sanciones
económicas por transgredirlo), es la implementación de las famosas foto multas,
las cuales han generado un enorme revuelo por la forma de aplicarse, como
consecuencia de la “cuota” de 150 mil Boletas de Infracción mensuales que la
empresa concesionada Autotrafic se comprometió a emitir para el Gobierno de la
Ciudad de México, con el respectivo beneficio económico por su aplicación.

 Así pues, ha causado tal descontento social
este Nuevo Reglamento, que ha tenido que intervenir la Asamblea Legislativa de
la Ciudad de México para que se detalle la aplicación del contrato y las
aportaciones que traera consigo para la ciudadanía. 

Otro punto importante
relativo al referido Reglamento, es el aviso que hicieron nuestros gobernantes,
que en un desplante de heroísmo y compromiso social, decidieron hacer eco a la
voz popular que reza “otra oportunidad” e informaron a la ciudadanía que la primera
multa en la que incurrieran los conductores de vehículos motorizados, les será
“perdonada” con una amonestación y no tendrán que pagarla, claro, si la misma
fue cometida dentro el periodo de tolerancia de dos meses desde la entrada en
vigor de este instrumento, es decir, del 15 de diciembre del año 2015 hasta el
15 de febrero del año 2016, dejando a un lado por única ocasión el criterio de
cero tolerancia para quien cometiera una infracción.
…La receta
En caso de haber sido
infraccionado por incumplir con el Reglamento de Tránsito 2016, ya sea que
realmente lo haya hecho o simplemente sea victima de las famosas “infracciones
fantasma”, una vez que se encuentre completamente seguro de dicha situación (lo
cual puede constatar a través de la página de la Secretaria de Finanzas del
Gobierno de la Ciudad de México-http://data.finanzas.cdmx.gob.mx/sma/consulta_ciudadana.php).
No se alarme, aunque hubiese realizado ya el pago de la infracción, existen
medios legales de defensa que le permiten combatir el acto de autoridad traducido
en la Boleta de Infracción y recuperar el monto que haya pagado por la misma.

En consecuencia, deberás promover
un Juicio de Nulidad, cuyo objeto es dejar sin efectos la multa que te fue
impuesta por transgredir el Reglamento de Tránsito; para esto, en primer lugar,
puedes acudir con un abogado para que prepare la demanda de nulidad, la
interponga y de seguimiento a tu asunto, teniendo un término de 15 días hábiles
para presentarla, mismos que deben ser contados a partir del día siguiente al
que tengas conocimientos de la infracción.
Sin embargo, para aquellos
que no cuenten con los recursos económicos suficientes para contratar un
abogado particular, el Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la Ciudad
de México, autoridad encargada de substanciar el Juicio de Nulidad, cuenta con
una Defensoría Jurídica, en la que te brindarán Asesoría Jurídica gratuita y te asignarán un Defensor de Oficio, cuya representación no
tendra ningún costo para ti.

El Tribunal de lo
Contencioso Administrativo de la Ciudad de México se encuentra ubicado en la
Avenida de los Insurgentes Sur número 825, Colonia Nápoles, Código Postal
03810, Delegación Benito Juárez, en esta Ciudad de México, teniendo un horario
de atención de 09:00 horas a 15:00 horas de lunes a viernes y como télefono de
contacto el 5002-0100.

Hoy por hoy, esperemos que
la implementación de este Reglamento de Tránsito traiga consigo beneficios para
la ciudadanía, más que convertirse en otro instrumento por parte de las
autoridades de la Ciudad de México, para saquear los bolsillos de aquellos que
habitamos en la Capital de nuestro País.

Finalmente, no esta demás
darle una leída al nuevo Reglamento de Tránsito, ya que como sabiamente lo
decía Georg Wilheklm Friedrich Hegel, “El pensamiento, tanto como la voluntad,
debe comenzar por la obediencia”, no lo crees?

Así me lo recetó el Doctor..

 

Estimado lector:

 

Es para mí un
gran gusto, dirigirme a ti a través de mi columna “Así me lo recetó el Doctor”.
Pero antes de entrar en materia y explicarte la razón por la cual he nombrado
así a este espacio, me gustaría hablarte un poco acerca de mí. Mi nombre es Joacim
Barrientos Zamudio, vivo en la Ciudad de México y desde muy joven me adentré en
el estudio y ejercicio de las leyes, siendo esta mi gran pasión.
Actualmente
soy candidato a Doctor en Derecho, y deseo a través de este medio, compartir
contigo mis reflexiones acerca de temas actuales dentro del ámbito legal, los
cuales a todos como ciudadanos nos atañen y afectan de manera directa nuestras
vidas, siendo que incluso, en algún momento, debemos afrontarles o bien conocerles
para tener un mejor entendimiento de nuestro entorno.
Abordaré de una manera
clara y concisa estos temas, aunado a los pasos a seguir para su atención y una
propuesta de solución puntualizada, la cual será mi receta. A continuación,
apreciado lector, tengo el agrado de  compartirte
mi primer artículo, esperando que sea de tu interés, y me reitero a tus órdenes
para cualquier inquietud que te genere.
Un abrazo.