Corriente Alterna: La fiebre de los tulipanes

En el siglo XVII, ocurrió en los
Países Bajos, uno de los episodios más extraños y absurdos de la historia, fue
un período de locura colectiva, en el que toda una nación se vio inmersa en el
primer fenómeno especulativo del que se tiene noticia y que llevó al país
entero a la ruína, y todo por un tulipán.

especulacion por tulipanes

La historia comienza con Ogier
Ghislain de Busbecq, quien fue embajador de Austria en Turquía. El, además de
ser un hábil diplomático, era un floricultor entusiasta quien durante su
estancia en tierras otomanas, quedó prendado de una misteriosa flor con forma
de turbante, a la cual se le conoció después como tulipán. A su regreso plantó
varios de estos vegetales en los jardines Imperiales de Viena, que eran entonces
procurados por  un fitólogo de nombre
Carolus Clusius, quien más tarde abandonó su empleo por un cargo como profesor
de botánica en Leiden (Holanda). 
Carolus no se fue con las manos
vacías, llevó consigo algunos bulbos.
Una vez instalado, cultivó de manera
secreta los tulipanes, pero una noche alguien penetró su jardín y se llevó sus
preciadas flores. El suelo arenoso holandés, ganado al mar, resultó idóneo para
el cultivo de la planta, rápidamente la flor se extendió por todo el
territorio.
Con el tiempo, los agricultores
dominaron la técnica para cultivarlos, pero exclusivamente la especie de un
solo color. 
Tulipan Semper Augustus

Un día ocurrió algo inusual: brotó una
variedad desconocida, un ejemplar blanco con manchas carmesí, se le bautizó
como Semper Augustus, fue el primero
de este tipo. Una auténtica rareza sin explicación, que posteriormente se
repetiría de manera imprevisible en algunos cultivos. Ahora se sabe que se
debía a una mutación generada por una infección parasitaria. 

El furor por los tulipanes multicolores
fue inmediato, se convirtieron en un objeto de ostentación y símbolo de
riqueza. En consecuencia, los precios de estas variedades que carecen de olor,
aplicación medicinal y que florecen una o dos semanas al año subieron de manera
exorbitada. Para tener una referencia, el Semper
Augustus
fue subastado por seis mil florines, una persona común en Holanda
ganaba en promedio 150 al año. 
Los esfuerzos por controlar el proceso
de la caprichosa planta fueron en vano. Esto propició que los ejemplares raros fueran
cada vez más deseados y costosos, la locura estaba desatada.  
Para 1630 el incremento de los precios
crecía de manera imparable, prácticamente toda la población estaba invirtiendo
en tulipanes, que llegaban a generar ganancias de hasta 500%. Era tal la
confianza en este negocio, que se crearon Mercados
de Futuros
, que consistía en emitir bonos por las próximas cosechas. La
gente hipotecaba sus propiedades y una vez adquiridos los documentos, comenzó a
revenderlos entre particulares. Los tulipanes ahora cotizaban en la bolsa.  Hasta que un día de 1637, se vendió un lote
de noventa y nueve exóticos ejemplares, a un precio récord de noventa mil
florines, al día siguiente se ofreció un lote de medio kilo por mil doscientos
florines. En esta ocasión, no hubo comprador. 

Gráfica de precios de tulipanes entre 1936 y 1937

La burbuja había reventado y con ella el país entero. Se habían contraído abultadas deudas, ahora imposibles de
afrontar. Las bancarrotas se dieron en fila, el pánico de los inversionistas y
la falta de garantías llevaron a la economía holandesa a la debacle. Se
desconoce cuánto tiempo les tomó a los neerlandeses salir de este amargo
capítulo, no habrá sido nada fácil.  Aún
así, la dura lección no fue aprendida, 
desde entonces los milagros económicos han brotado una y otra vez,
germinando de la nada,  floreciendo y
seduciendo a enjambres de inversionistas y de pronto, sin aviso alguno,
marchitándose como aquél hermoso tulipán.

7 thoughts on “Corriente Alterna: La fiebre de los tulipanes

  1. Buen post!, pocos lo saben, la primera bolsa de valores también se abrió en Holanda. Ahora nos encontramos en la peor burbuja nunca antes vista, la burbuja de los bonos, la tasa de interés de estos ha ido bajando en los últimos 30 años y ya está llegando al punto de romper. Para más información leer: "Irrational Exhuberance" del premio Nobel de economia Shiller.

    1. Gracias por tus comentarios Karol. No sabía que los holandeses fueron pioneros en los mercados de valores, supongo que esto les ha dado una mayor madurez financiera. Te agradezco también tu recomendación, la consultaré. Saludos.

  2. Muy interesante artículo…aunque a mi me interesa más: ¿ Que despierta el interes de una persona en enriquecerse mas alla de lo que necesita sin importar el costo de la inversión…? Miedo. .¿?

    1. Gracias Carlos por tu mensaje. Difícil saberlo pero quiza sea un poco de todo; soberbia, necesidad de trascender, etc. Yo creo que el problema no es enriquecerse sino la avaricia. Si hay quien tiene capacidades para ver algo que otros no y generar riqueza, por que no hacerlo. El problema es que no motive o contribuya a que otras personas logren también su desarrollo. La concentración de la riqueza no le hace nada bien a nadie. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *