OTRA MIRADA: AÑO NUEVO, VIDA NUEVA

 

 
Iniciar algo lleva un mucho de nervio, pasión, entusiasmo.
El año es joven y para muchos representa una nueva
oportunidad de ser mejor, de ver la vida con otros ojos, de darse una
oportunidad.
Los deseos para que sean realidad llevan una carga
importante de trabajo. Lograr un objetivo no se obtiene por la concentración absoluta,
la fe, brujería o meditación intensa, para llegar a la meta, cualquiera que
ésta sea, hay que accionar todos los días, ser perseverante.
Emprender, es iniciar una aventura en la que aunque sepas
cual es el destino, no sabes a lo que te enfrentarás en el camino. Recibir cada
una de las cosas que llegan a la vida de forma asertiva, es un reto diario, es
la cuota que hay que cubrir cada día, y que mejor que hacerlo con una actitud
positiva.
La lectura es un buen gimnasio para fortalecer el espíritu y
la razón. Los libros son la acumulación de pensamientos discernidos por mentes
intensas, para llegar a describir un tema con el único objetivo de lograr una
mayor comprensión de este.
Leer a otros, es llegar a nuevas ideas, a pensamientos,
experiencias diferentes. Es situarse en un

contexto y “aprender en cabeza ajena”.
Leer es tan apasionante que se podría vivir leyendo. La oportunidad de empezar
a leer está ahí, como una de las cosas más maravillosas de la existencia, que
cuesta poco y que te puede dejar más de lo que inviertas.

Emprender, aprender, re-inventarse es el ciclo constante de
la vida proactiva, de aquella que no deja nada al escepticismo, a la desgracia,
a la queja, a juzgar. Si quieres bueno, bueno tendrás. Y como la vida es finita,
para que perder tiempo. Empecemos a leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *