OTRA MIRADA: PAGA UN PRECIO BAJO SIMPLIFICANDO TU VIDA.

Vivimos en una
sociedad donde más es sinónimo de éxito: Más jerarquía en la empresa, más
ingreso, más estudios, más objetos, más, más y más.  Y es que tener más no es bueno ni malo es
simplemente un aspecto que cada individuo tiene que observar y con ello
tomar decisiones.

¿Cuál es el
precio que estás dispuesto a pagar por “tener más”?
Las cifras están
a la orden del día, en la bolsa de valores del ritmo de vida se cotizan
alto  el estrés, la obesidad, la
ansiedad, por mencionar algunas de las calamidades de la modernidad. Hoy día
vivimos grandes desafíos: una gran competitividad mundial de individuos cada
vez mejor preparados, de empresas con innovaciones permanentes, automatización
del trabajo, condiciones políticas que afectan las decisiones de las empresas
ante la globalización, cambios climáticos, cambios en las estructuras
familiares y demás temas culturales que afectan el entorno individual. ¿Cómo
debemos enfrentar tantas situaciones que parecen complejas y no tener que pagar
un precio alto?
En la búsqueda hacia
lo simple me tope con un método que te lleva a tener menos y disfrutar más. En
su libro Danshari: Ordena tu vida, Hideko Yamashita, expone las técnicas para
disfrutar la vida con menos, llevar una vida minimalista, sencilla y sin
complicaciones.

Según Yamashita, “Danshari
es en pocas palabras, cerrar el paso a las cosas innecesarias de tu vida, es
literalmente tirar, vender o regalar aquello que no sirve y desapegarte de los
objetos”.
El vivir sin
apegos materiales es el primer paso a la simplificación de la vida; al hacerlo,
no existe la necesidad de querer más, y al no querer más no existe la presión
para cubrir esos deseos prefabricados.
Regalar ropa que
no has utilizado por meses, compartir objetos del hogar con alguien que sí les
pueda dar uso, deshacerte de objetos que sólo acumulan energía negativa, vender
los activos de tu empresa que ya no son útiles, reducir inventarios de insumos
o materiales innecesarios, y vivir o trabajar en un sitio donde se respire
limpieza y en donde cada objeto tenga un uso real, son algunos de los conceptos
del método propuesto por Yamashita.
Practicar este
método u otro similar que te lleve al minimalismo es una especia de catarsis
que dará paso a una
transformación, para ser más eficiente en tu vida personal y profesional.
Ciertamente no
hay recetas de cocina para lograr la felicidad permanente, porque eso tampoco
es real, pero tener una existencia disfrutable contigo mismo y con quienes más
amas, no es una tarea fácil de lograr. Empezar a reordenar tu vida sin importar
en que etapa de la misma te encuentres es un paso para ser libre, para
disminuir las enfermedades o situaciones que hacen que siempre estés de mal
humor o agotado.
Menos es más, y
lo simple generalmente es complicado pero no imposible de lograr.

@gabiyg

One thought on “OTRA MIRADA: PAGA UN PRECIO BAJO SIMPLIFICANDO TU VIDA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *